De la democracia 2.0 a la #spanishrevolution

Publicado: mayo 20, 2011 en Comunicación, Política

Por Darwin Franco

Mientras el discurso político mexicano disfraza las balas y la violencia con chistes de mal gusto, mientras las instancias gubernamentales convocan a un diálogo de “oídos sordos”, el 15 de mayo nos llegó un alentador mensaje ciudadano  desde España, mensaje  queLos 15 puntos del Movimiento 15-M se suma a las protestas y marchas por la paz que se han venido realizando por todo el país y que al igual que el movimiento, inminentemente juvenil, español exigen una “democracia real ya”.

El Movimiento del 15 de mayo (15-M) a través de 15 sencillas pero profundas exigencias hace evidente que la democracia 2.0, materializada por los movimientos ciudadanos de los países árabes de principios de año, es hoy toda una realidad porque los ciudadanos no estamos dispuestos a seguir siendo sólo parte del botín político-electoral de los partidos políticos (no de la política) pero tampoco estamos dispuestos a seguir siendo invisibilizados por los corporativos mediáticos que se alinean o coluden con el poder estatal para mantener un status quo que hasta el momento ha generado más desigualdad que progreso.

Las redes sociales, dentro y fuera de lo on-line, y las audiencias-usuarios-ciudadanos que habitan, coaexisten y participan dentro de ellas han ido capitalizando esa nueva posibilidad de ser emisores de sus propias comunicaciones y, con ello, los procesos de auto-comunicación (como expresa Manuel Castells) se han colocado como verdaderas tribunas de visibilización y organización política que no necesitan una infraestructura  institucional sino conectar la realidad con las problemáticas individuales y colectivas, y a partir de ellas conjuntar inteligencias colectivas que terminan por dinamizar (usando las redes sociales y no por la existencia de las redes sociales) en acciones político-ciudadanas concretas el sentir individual de cientos o miles de personas.

Creo que democracia 2.0  no basa su trascendencia o importancia en las plataformas mediáticas; al contrario, usa la diversidad de pantallas para trascender y construir desde ellas nuevos discursos que basados en el sentido común (no en aquel falto de conocimiento sino en aquel sustentado por la sensibilidad social) no pretende aceptar ninguna acción  política sin antes discutirla. La democracia 2.o postula a un pueblo que habla, pero que también interconecta ese hablar con otras voces, lenguajes, pensamientos, ideologías y sentires que materializados por el paradigma hipertextual logran colocar en una red social, en un blog, en un video, una manta o pancarta el sentir de muchos. Estamos frente a nuevas formas de comunicación y, en consecuencia, ante una nueva manera de realizar la comunicación política.

La #spanishrevolution como un movimiento continuo que busca detener el paso a las malas decisiones políticas, sociales, educativas, culturales y económicas que se han tomado por parte de los gobiernos españoles (de uno u otro partido) es una muestra de que los jóvenes y los diversos usos que hacen de las pantallas, por un lado, pueden ir más allá de sus dinámicas de ocio y consumo, y, por otro, pueden materializar nuevas formas de participación político-ciudadana que hacen evidente que las nuevas generaciones ni son totalmente apolíticas ni únicamente pretenden quedarse toda la vida como “ni-nis”.

#spanishrevolution más allá de las críticas de los políticos conservadores y los que sin serlos (como Zapatero) han dudado de la capacidad del movimiento están espantados porque lo que sucede  hoy con los plantones en España, justo antes de las elecciones,  es una movimiento político-ciudadano muy difícil de controlar o minimizar porque su presencia y visibilidad en las más de 60 ciudades ibéricas apenas es la punta del iceberg, pues tanto dentro como fuera de ellas se despliegan por las pantallas diversas acciones que impiden a los gobiernos tener el control del discurso mediático-político. Elemento fundamental en tiempos donde “la comunicación es poder”.

¿Dónde terminará este movimiento? ¿se dará cumplimiento a las 15 exigencias? ¿qué pasará con los jóvenes y adultos varados en España ante la falta de oportunidades? ¿hasta qué punto las redes sociales, on-line ó off-line, permitirán tejer nodos para mantener la lucha y la participación?

Preguntas todas que tendrán sus respuestas en la medida en que la democracia 2.0 se consolide a través de la web 2.o y 3.o, pero también y sobretodo fuera de ellas, porque si algo tiene que pasar con la comunicación es que ésta tiene que volverse acción, una acción  que no importa dónde se concretice, sí en la red o fuera de ella, si lo que desencadena son nuevas formas de pensamiento y participación social.

Ante este panorama de cambio, ya sea en espacios cerrados como el mundo árabe o en países como España, y mientras nuestra política confunde violencia con tragos de tequila ¿Cuándo será que en México tendremos nuestro 15 de mayo? ¿Cuándo será el día que superemos ese tránsito de audiencias a ser activos usuarios de medios?

Ya hay grandes y positivas muestras de este cambio, pero aún hace falta pensar/actuar más y de mejores formas.

P.D. Les comparto este excelente video que mezcla el sentir de los ciudadanos españoles con la visión crítica del escritor José Luis Sampedro, no tienen desperdicio sus palabras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s