Diálogos ciudadanos para políticos de oídos sordos

Publicado: junio 23, 2011 en Política

Los medios decidieron que la mejor forma de resumir el diálogo era poniendo el abrazo entre Calderón y Sicilia

   

“Ser dialógico es no invadir, es no manipular, es no imponer consignas. Ser dialógico es empeñarse en la transformación, constante, de la realidad. Ésta es la razón por la cual, siendo el diálogo el contenido de la propia existencia humana, no puede contener relaciones en las cuales algunos hombres sean transformados en seres para otros”.

Paulo Freire

 Por Darwin Franco

 ¿Qué sensación nos deja el diálogo entre La Caravana por la paz y el presidente Felipe Calderón? ¿De qué manera asumir que se pida disculpa por los 40 mil muertos, pero no por las acciones que los provocaron? ¿Con qué cara el presidente Calderón dice que será toda una injusticia que su administración se recuerde por la violencia?

Injusticia, señor presidente, es convocar a un diálogo y no escuchar. Injusticia es que en su mar de excusas no asuma su responsabilidad. Injusticia es tener que llorar 40 mil muertos y que usted diga que se arrepiente de “no haber mandado antes a los soldados”, perdón, eso no es una injusticia es una reveranda “estúpidez”.

Con las palabras precisas, al fin de cuentas poeta, Javier Sicilia se mostró franco y directo con el presidente. Lo responsabilizó de las muertes, lo señaló por su incapacidad política, lo interrumpió cuando con cifras intentó borar el dolor, lo corrigió cuando se negó a entender, lo invitó a la reflexión y a la autocrítica, y con suma claridad le cuestionó: ¿Por qué no reconoce humildemente que se pueden hacer otras cosas?

En contraparte, el presidente y su gabinete no estuvieron a la altura, ya  que como malos políticos intentaron justificarse en cifras y en argumentos retóricos que sirvieron de pretexto para la victimización del gobierno federal ¡Pobre Calderón que sale a la calle a atrapar criminales y narcotráficantes para que luego el Poder Judicial los deje libres! ¡Pobre de Calderón que para concluir su victimizadión sólo le faltó envolverse en la bandera  nacional y saltar del Castillo de Chapultepec!

La Carava por la paz, en cambio, hizo hincapié en las demandas generadas en el Pacto Ciudadano de Ciudad Juárez, mostró -en voz de las propias víctimas- la fragmentación social y familiar que nos está dejando esta absurda guerra, enfatizó que la violencia nunca ha sido una respuesta pues desde que el ejército está en las calles se ha incrementado el número de víctimas, y con el dolor propio de quienes han vivido la desgracia de la guerra le preguntaron al presidente ¿no le duelen tantas muertes? ¿le parecemos bajas colaterales?

La respuesta de Calderón fue “Todas, todas esas víctimas me duelen y me pesan. Y me duelen más especialmente las víctimas inocentes. Mis paisanos secuestrados en Acapulco y enterrados o los jóvenes que levantaron en Colima y no han aparecido. Los que han fallecido en un tiroteo”, y si le duelen tanto ¿por qué no parar la guerra? ¿cómo entender el dolor de Calderón cuando justifica la presencia indiscriminada de policías y militares?

Javier Sicilia, al respecto, le recordó a Calderón que pese a no compartir toda la culpa del clima de violevia que vive el país sí “han participado al tratar el problema de las drogas no como un problema de salud pública, sino como una lucha”. Una lucha lamentable donde 40 mil personas han muerto.

Del otro lado, nuevamente, cifras y excusas que hicieron evidente que nuestros gobernantes no están preparados para dialogar porque simplemente no saben escuchar más allá de que Felipe Calderón diga que a todos lados donde va “siempre escucha a las víctimas”. Por ello, Sicilia le pidió que  viera la realidad tal como es, pues en la calle no hay policías como los que salen en el Canal 2.

Asi es señor presidente, en la calle no hay victorias ficcionales ni mitos sobre la inseguridad: EN LA CALLE HAY SANGRE, MUERTE, CORRUPCIÓN E IMPUNIDAD y todo esto no se resuelve sonriendo mientras lo abraza un ciudadano que preferiría estar abrazando a su hijo, no se resuelve con su intento de empatía para con las víctimas, no se acaba con un diálogo donde más que escuchar prefirió justificar la guerra antes que la paz. Eso no es dialogar, eso no es hacer política, a eso se le llama “dar atole con el dedo”. 

¿Qué más queda para la Caravana por la paz? ¿Qué podemos recuperar de este diálogo que no sólo centró sus crítica en el tema del narcotráfico sino que incluyó las muchas violaciones a los derechos humanos de la que diario son víctimas miles de mexicanos? ¿Qué más no queda por hacer cuandose nos ha dicho a la cara que no habrá cambio de estrategia? ¿Abrazaremos también esa idea?

Hoy creo que como ciudadanos, más allá del diálogo sordo del presidente y su gabinete, dimos un paso porque nos paramos de frente y exigimos justicia.  Nos paramos frente a las autoridades para evidenciar su incapacidad política.

Habrá muchas críticas, se cuestionará el movimiento que encabeza Sicilia, se pondrá en tela de juicio la profundidad y las expectativas de este diálogo, pero lo cierto es que “no nos quedamos callados frente al Estado”. Nos toca hacer eco a todos nosotros de la lucha de estas víctimas, nos toca a nosotros repetir estas historias de dolor no para “echarle más sal a la herida” sino para generar una memoria histórica que nos haga recobrar la dignidad.

Tenemos derecho a la verdad, como dijo Javier Sicilia,  pero esa verdad la tenemos construir todos porque callar o ser omiso, como lo fue el presidente en este diálogo, implica también ser cómplice de esta barbarie, ya que como dijera Paulo Freire: “Ser dialógico es no invadir, es no manipular, es no imponer consignas”.

“No más sangre”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s