Los medios y sus leyes

Publicado: septiembre 24, 2011 en Comunicación, Políticas y economías mediáticas

Lamentablemente todos sabemos que las leyes en nuestro país pueden arreglarse o torcerse según convenga a los intereses de quienes nos gobiernan, pero también de aquellos otros que fuera de las normas jurídicas tienen el suficiente poder para mandarse hacer leyes a modo y quitarse otras que les pueden resultar incomodas. Para muestra lo que sucedió y está sucediendo con dos reglamentaciones en materia de medios de comunicación que se aprobaron y rechazaron en las vísperas del 15 de septiembre.

En el primer caso, los medios presionaron al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para echar abajo el Reglamento de Radio y Televisión que el Instituto Federal Electoral (IFE) aprobó el 27 de junio de este año con el objetivo de dar agilidad a la propaganda electoral y reconocer el derecho de los partidos políticos a fijar posiciones políticas con oportunidad. Sin embargo, los medios alegaron que no poseían la capacidad técnica para insertar estos spots políticos en los plazos de dos y tres días que marcaba el nuevo Reglamento.

No obstante, lo que había detrás no era la capacidad técnica de los medios sino la obligatoriedad para difundir propaganda electoral en los tiempos de los cuales dispone el Estado en cada estación de radio y televisión. Es decir, publicidad política sin ganancias. Por ello, los medios presionaron al TEPJF para que éste no aprobara dicho reglamento, cosa que sucedió el 14 de septiembre sin ninguna oposición de los partidos políticos.

La Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI) consideró a esto como “una escandalosa muestra de sumisión al poder de la radio y la televisión por parte de los magistrados que conforman el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF)”. He aquí una muestra del poder mediático para quitarse leyes.

¿Pero qué pasa cuando las leyes son de su conveniencia? Simplemente no pasa nada y dejan que el curso jurídico tome sus causes para disfrutar de lo que los medios consideran es su “derecho”, como bien puede verse con el cambio de 104  frecuencias de AM a FM que la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL) aprobó el pasado 15 de septiembre para favorecer a las mismas empresas radiofónicas líderes del sector ó como también puede observarse en el recién plan que la COFETEL lanzó en relación a la Televisión Digital Terrestre (TDT) y al inminente “apagón analógico”, mismo que hay que recordar está en suspenso por el mandato de la Suprema Corte de Justicia.

La TDT parece que recobrará fuerza tanto en medios como en el discurso presidencial, pues sería una forma interesante de incrementar los canales de comunicación en vísperas a las elecciones del 2012, y ahí los medios no se quejan de la ley porque ésta les permitirá tener una multiprogramación en sus canales lo que significa más ganancia para ellos y más de lo mismo para las audiencias.

Audiencias, que dicho sea de paso, no son sujetas de derecho en este país. He ahí donde tendríamos que promover el debate y la lucha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s