Redondeos legislativos y mediáticos

Publicado: octubre 16, 2011 en Política, Políticas y economías mediáticas

Por Darwin Franco

Mientras Felipe Calderón ha reprochado públicamente que “por resistencias políticas y económicas que tienen influencias en el Congreso” se está deteniendo su plan para realizar “el apagón analógico”; el propio Congreso, parece “haberles” aplicado un duro revés a las intensiones de los monopolios mediáticos que nos gobiernan. Primero, aprobó las modificaciones en la Ley Federal de Telecomunicaciones para que las empresas de telefonía celular nos cobren por “minuto y no por segundo”.

Esto evitaría el tan citado “redondeo” que tantas ganancias les ha generado a Telcel, Iusacell, Movistar, Nextel y Unefon, ganancias que, según el Congreso, equivale a 54 mil millones de pesos anuales. Para ponerlo en términos claros, si usted le hace una recarga de 20 pesos a su celular prácticamente el 50% se le va en el redondeo que le aplican dichas empresas, ya que si habla 20 segundos le cobran el minuto.

 Sin embargo, a decir de los expertos en el sector de las telecomunicaciones, lo que aprobó el Congreso no tendrá ninguna repercusión, ya que lo que era verdaderamente importante: “la cuestión del redondeo” quedó a la buena voluntad de las telefónicas, ya que los senadores y diputados olvidaron hacer “explícita” esta prohibición en la Ley Federal de Telecomunicaciones. Parece que el único redondeo fue la visibilidad de su aparente acción política.

Donde también parece que actuaron de forma correcta fue en la no aprobación de los nuevos consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE), primero rechazando a Arely Gómez como integrante de la terna final de consejeros, al ser ésta hermana de un alto funcionario de Televisa, una de las instancias a las que tienen que regular los propios consejeros. Esto provocó la creación de una nueva terna donde estaban Cecilia Tapia, Enrique Ochoa y David Gómez, la cual fue rechazada por una gran mayoría al considerar que éstos habían sido impuestos por el PRI e indirectamente por el suspirante presidencial, Enrique Peña Nieto. Aquí no hubo redondeo legislativo porque el Congreso, o al menos la dupla PAN-PRD, buscó dejar en seis (y no en nueve) el número de consejeros electorales que se harán cargo los comisiones del 2012. ¿Qué implica esto? Tener a un IFE delimitado frente a los múltiples intereses partidistas y mediáticos que rodean a la sucesión presidencial, pues cabe recordar que apenas hace unas semanas el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) rechazó al IFE el nuevo reglamento para regular el papel de los medios durante las campañas electorales.

 Así que lo que parecían buenas iniciativas se quedaron en meras insinuaciones políticas, ya que ni se legisló a favor de los cerca de 90 millones de usuarios de telefonía celular ni se impidió que el IFE quedara a merced de los poderes de los partidos políticos y las televisoras. Quizá, en estos ejemplos, “las resistencias políticas y económicas que influyen en el Congreso” (como bien dijo Felipe Calderón) quedan de manifiesto porque a estas alturas del adelantado 2012 no importa legislar sino pactar, no importa aprobar mejores decisiones sino sacar los mejores dividendos. Así aplica el redondeo en la política.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s