De Panzazo: documental con truco

Publicado: febrero 26, 2012 en Comunicación, Política

Por Darwin Franco

Una de las escenas centrales del documental De Panzazo, realizado por Carlos Loret de Mola y Juan Carlos Rulfo, es sin duda el momento en que el periodista y la maestra Elba Esther Gordillo, la líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), estrechan la mano y como un compromiso que se hace frente a las cámaras se dicen:

Elba Esther.- “Estoy dispuesta a hacer evaluación del desempeño docente de cada trabajador de la educación”

Carlos Loret.- Por qué siento que Usted me está dando la mano y trae truco ¿no trae truco?

Elba Esther.- Sabe porque lo siente, porque me tiene desconfianza.

El periodista asiente con la mirada y hace evidente, vía el documental, la desconfianza que muchos de nosotros tenemos y depositamos en la figura de la líder del magisterio pero, a su vez, esto constituye una de las narrativas principales del guión cinematográfico que pretendió dar cuenta de cómo está la educación en México y que terminó por presentar una perspectiva fragmentada, incompleta y, en muchas ocasiones, desinformada.

Es decir, la crítica del documental hacia las instancias encargadas de conducir la educación en el país, específicamente la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el SNTE, careció y evidenció su profundo desconocimiento del contexto educativo, ya que fundamentó -al igual que lo hacen las instancias que critican- toda su explicación a través de las cifras que año con año son arrojadas tras las evaluaciones PISA o de las calificaciones que recibe México por parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). ¿Por qué obviaron todas las críticas hechas a estas evaluaciones? ¿Qué no les correspondía investigar y dar cuenta de otra información académica y periodística que sitúa estos datos en su justa dimensión y realidad? ¿Cuál es el truco detrás de esto?

Las cifras expuestas y su correlación con las historias que suceden dentro del documental y que involucran tanto a funcionarios públicos, líderes sindicales, autoridades educativas, maestros, alumnos y padres de familia se presentan totalmente desconectadas, descontextualizadas y desterritorializadas de los propios datos citados, pues el enfoque puesto únicamente en “el sistema educativo”, al que por cierto muchas veces se le toma como sinónimo de educación, hace parecer que la situación es totalmente homogénea; es decir, para De Panzazo no hay diferencias entre los problemas que presentan los diferentes niveles educativos, no se hace explícita cuál es la realidad de la educación secundaria que es la que finalmente retoman, tampoco precisan los diferentes matices que conducen y determinan las acciones del personal docente porque en la trama todos están en el mismo cajón del SNTE, y los que no son faltistas pertenecientes a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Lo que sucede en el documental es, como bien presidente del Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE) Hugo Casanova, que “la complejidad educativa nacional queda reducida a su mínima expresión (…) pues lejos de ofrecer una visión consistente se presenta un discurso efectista y una interpretación inexacta” (La Jornada 25/02/11).

Y esto es así porque la fundamentación cuantitativa, puesta en el documental con “monitos y palitos” porque imagino que pensaron que no podríamos entenderla de otra manera, terminó causando un efecto más alarmista que clarificador de la realidad educativa del país, y ni se diga de las opciones que propusieron para cambiar esta realidad, las cuales se enfocaban en esfuerzos individuales a lo mucho familiares, y no en acciones colectivas y ciudadanas para cambiar “todos” la estructura del sistema, no. Sus recomendaciones fueron “no faltar a la escuela (alumnos), no faltar a las clases (maestro), involucrarse en la educación (padres) y no tomar a la educación como botín político (funcionarios)”. La interacción entre estos niveles de acción simplemente no se mencionaron, pues se pretende que éstas surjan a través de la asociación Mexicanos Primero –que encabezan los autores-, la cual oportunamente tuvo a bien repartir a todos los asistentes unas fichas de colores con acciones dirigidas a las autoridades, a las escuelas y a los padres de familia. De ellas, seguramente, saldrán datos como “todos los asistentes a De Panzazo exigieron el gobierno mejorar la educación”..

He ahí la estrategia política y el truco detrás de De Panzazo, al cual olvidó decir que a la que critican y señalan como una de las principales culpables, Elba Esther Gordillo, también tiene nexos con Felipe Calderón y Emilio Azcárraga –patrón de Loret de Mola- el cual por cierto le produce un programa al SNTE titulado: Todo mundo cree que sabe que retrata una realidad muy distinta a la mostrada en el documental. En conclusión, De Panzazo es un proyecto con buenas intenciones, pero con demasiados trucos.

Anuncios
comentarios
  1. En efecto este documental se queda muy pobre y termina siendo una más de las producciones mediocres que solo muestran una parte de la verdad, pero se muestran como LA VERDAD. Honestamente, a mi me parece triste que tanta gente salga del cine con aires de gran crítico, apluaudiendo lo que acaban de ver y dándole la razón… finalmente nos quedamos, como siempre, con la parte de “realidad” que quieren que veamos. En fin, espero que se abran más espacios como este, en los que podamos ser un poco más reflexivos y críticos, que comprendamos que el “león no es como lo pintan”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s