La banda 2.5 GHz: ese obscuro objeto del deseo

Publicado: agosto 17, 2012 en Comunicación, Políticas y economías mediáticas

Por Darwin Franco

“En un juego de palabra contra palabra alguien miente”, expresó la periodista Carmen Aristegui, en la edición del 16 de agosto de su noticiero en MVS, respecto de la disputa abierta que el dueño de la empresa en la que labora, Joaquín Vargas, inició en contra de la Presidencia de la República y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), luego de que ésta última iniciara el proceso de reordenamiento y rescate de la banda de 2.5 GHz que hasta el pasado 8 de agosto poseía MVS Comunicaciones.

A decir del propio Joaquín Vargas, la Presidencia de la República condicionó el refrendo de la concesión a cambio de que MVS no recontratará a Carmen Aristegui, quien tuvo que salir de dicha empresa en febrero de 2011 al negarse a ofrecer una disculpa pública por haber cuestionado en su noticiero los presuntos problemas de alcoholismo de Felipe Calderón, como se señaló en esos días en una manta colocada en la Cámara de Diputados.

Desde 2011, MVS y la SCT ya sostenían reuniones para decidir cuál serían los procedimientos legales y económicos tanto para la renovación de la concesión de la banda de 2.5 GHz, así como para la extensión de los servicios que la empresa de Joaquín Vargas quería comenzar a dar a través de ella: televisión digital, telefonía e internet.

MVS buscaba, a través de la banda, entrar de lleno a la disputa por la convergencia digital, territorio que en este momento dominan Televisa, Tv Azteca y Telmex/Telcel. Sin embargo, son las televisoras quienes tienen mayor posibilidad de encabezar los servicios del Total Play (Televisión digital, telefonía fija y móvil e internet), pues la fusión de ambas (avalada por el gobierno) a través de Iusacell las coloca en un lugar privilegiado.

Pero el ámbito de la competencia y el impacto en el costo de los servicios para los usuarios queda a segundo término porque el otorgamiento de las concesiones o su renovación en nuestro país responden más “al contentillo” del gobernante en turno.

Como lo dejó muy claro Joaquín Vargas al hacer públicos los argumentos con los que Javier Lozano, incondicional de Calderón, buscó condicionar el refrendo de la concesión: “hemos encontrado que tu proyecto de la 2.5 GHz, tiene méritos propios, pero si recontratas a la periodista, a tu proyecto se lo lleva la chingada”.

Cosa que en ese momento (en febrero de 2011) no pasó porque el propio Joaquín Vargas aceptó la renuncia de Carmen Aristegui, ya que ésta se negó a ofrecer una disculpa pública al Presidente. ¿En ese momento importó más el negocio que la libertad de expresión, pregunto? Ahora parece ser al revés.

Las duras declaraciones del dueño de MVS y las respuestas coléricas de la Presidencia de la República dejan entrever que en el tema de las concesiones tiene mayor peso el componente político que los criterios técnicos, económicos y sociales que según se afirma en la Ley deben prevalecer por encima de cualquier cosa.  Lamentablemente el tema se ha enfrascado en una serie de calumnias, difamaciones y engaños que de uno y otro lado se han dedicado a señalar y desmentir, pero de las que ofrecen pocas pruebas.

Lo cierto es que todo este panorama deja ver cuál es el verdadero lei motiv de las políticas de telecomunicaciones en México, pues mientras se apoye y aplauda fluyen las concesiones, pero cuando no vienen las condiciones o las negativas que ni el hombre más rico del mundo ha podido revertir.

¿Quién miente en este juego de palabra contra palabra? ¿Quiénes se dicen condicionados para la renovación de la concesión pero se negaron a pagar el valor real del espectro radioeléctrico y ofrecieron dar menos sólo el 1% del valor real? ¿Quiénes niegan favoritismos y sistemáticamente frenan la competencia en materia de telecomunicaciones para no tocar los intereses de las televisoras? ¿Quién confunde libertad de expresión con libertad de mercado y coloca a una periodista como moneda de cambio? ¿Quiénes se encaprichan y usan el poder para acallar críticas? ¿Quién?

Conferencia de Prensa de Joaquín Vargas, Presidente de MVS Comunicaciones

Respuesta de Dionisio Pérez-Jácome, Secretario de Comunicaciones y Transporte

Posicionamiento de Carmen Aristegui

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s