¿Y usted que aprendió hoy? (Lecciones sobre inversión extranjera en telenovelas)

Publicado: abril 13, 2013 en Política, Televisión

Por Darwin Franco

La Reforma en Telecomunicaciones que se discute en el Senado busca prohibir que medios electrónicos engañen a las audiencias con “notas pagadas”, como aquellas que abundaron en el pasado proceso electoral. Estas “noticias” que se presentaban en pantalla o en páginas periodísticas sin hacer diferenciación del resto del contenido informativo transmitido resultaban ser publicidad donde el énfasis no estaba en la información o el hecho periodístico sino en la imagen/figura del político o candidato.

“Prohibir la difusión de publicidad engañosa o subrepticia”, al menos como está planteado en la Reforma, es importante pero más lo sería si esta tergiversación creciente de la informatización política y  la propaganda electoral se extendieran a todos los contenidos televisivos, pues desde 2006 tanto telenovelas como series están siendo un lugar idóneo para la publicitación de programas gubernamentales y propaganda político-electoral.

La audiencia mexicana no sólo ha sido engañada en noticieros sino que también en sus telenovelas se ha visto sorprendida cuando sin previo aviso se pasa de una escena romántica al consejo (siempre bondadoso y carente de engaño) de la protagonista o el protagonista que le invita a votar por Felipe Calderón (La fea más bella,  Televisa 2006); que le explica que la muerte de Juan Camilo Mouriño (ex Secretario de Gobernación) no fue a causa de una atentado sino a la falta de pericia de los pilotos (Secretos del Alma, Tv Azteca 2009); que le hace ver los éxitos que tuvo el gobierno de Juan Sabines en Chiapas (Pasión Morena, Tv Azteca 2009) o que le expone la manera en que el gobierno federal va ganando la guerra contra el narcotráfico por el excelente trabajo de sus fuerzas armadas (El Equipo –Televisa, 2011- y La Teniente –Tv Azteca, 2012).

O como paso recientemente con la telenovela de Televisa: Corazón Indomable, en la cual se le explicó a la protagonista “Maricruz”, las bondades de la inversión extranjera en México. Esto coincidió en tiempo y forma con el anuncio que el presidente Enrique Peña Nieto hizo en su gira en Asia sobre abrir a Pemex “a la inversión extranjera”, pero también sucedió cuando en el Senado se discuten los porcentajes de inversión extranjera en el sector de las Telecomunicaciones y en el momento en que los diputados buscan cambiar la ley para permitir que los extranjeros puedan poseer playas en el país.

En un diálogo de más de cuatro minutos y con un toque propagandístico, en Corazón Indomable se explicó que la inversión extranjera no es mala sino algo súper necesario. La justificación de este diálogo se realizó de forma “casi natural” porque dentro de la trama existe un empresario extranjero, Emir Karim, quien busca invertir en la isla donde se desarrolla la historia. A continuación el diálogo expresado en la telenovela:

– “Tristes estaríamos de no haber inversiones de fuera”.

– “¿Por qué?”, expresa la protagonista.

– “Porque los lugares prosperan con el talento de todos, nacionales y extranjeros“

– “Pero los extranjeros se llevan las divisas, ¿no?”

– “Las divisas van y vienen. Porque lo que se refiere al Emir Karim, prácticamente las deja aquí, porque aquí se las gasta.” (….)

– “Bueno, cada día se aprende algo nuevo, ¿no?”

– “Y hoy, ¿usted que aprendió”.

– “Que en verdad son necesarias y convenientes las inversiones extranjeras”.

 

Acá el video para ver la escena de la telenovela:

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=Mi93y7WiSmY

 

¿Acaso este diálogo no es un engaño para las audiencias que buscan ver una telenovela y acaban recibiendo una lección sobre la inversión extranjera?

Al menos así se expresó en la telenovela, la cual colocó al final del diálogo la pregunta: “¿Usted que aprendió hoy?” como una especie de colofón donde se enfatizó, casi con las mismas palabras que el Presidente uso en Asia, que la inversión extranjera es “necesaria y conveniente”. ¿Será que en las telenovelas se está construyendo un discurso para que nuestros personajes favoritos nos digan el por qué no sería mala idea privatizar Pemex? ¿No sería esto un engaño para las audiencias que miran la telenovela sin esperar que le expliquen en ellas este tipo de mensajes políticos?

¿Por qué no ser más incisivos y precisar en la Reforma que este engaño sucede desde hace varios años también en el mundo de los espectáculos? ¿Por qué seguir pensando en “géneros serios” cuando cuantitativamente según las mediciones de rating se sabe que las audiencias mayoritarias “no están” en los noticieros sino en la ficción?

La Reforma, al parecer, será aprobada sin que la publicidad en la ficción se toque. ¿Y Usted que aprendió hoy?

Anuncios
comentarios
  1. ¡Qué fuerte! en ocasiones veo esa novela aunque no me tocó ver esa escena. Me sorprende ver la forma tan explícita y de a tiro descarada en la que se llevó a cabo ese diálogo. Me recuerda también a la telenovela “Corona de lágrimas”, precisamente antecesora de esa que mencionas, esa sí la veía y constantemente, al menos durante los últimos capítulos, nos daban clases a los televidentes sobre los juicios orales, me pude imaginar que esas inserciones eran parte de un programa de la PGR para dar a conocer algunos aspectos de la reforma judicial en el que de hecho algunos de nosotros participamos en unos cursos para ser difusores de ella. En fin, no cabe duda que las telenovelas no dejan de educar, tanto en lo cotidiano como en lo específico y calculado por otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s