Michoacán, el imaginario.

Publicado: enero 26, 2014 en Movimientos y resistencias sociales

Por Darwin Franco

El torrente informativo alrededor de lo que ocurre en la zona de Tierra Caliente en Michoacán (no en todo el estado) es tan vasto como confuso. La lamentable y consciente costumbre mediática de entender y nombrar “al todo por alguna de sus partes” facilita más la infoxicación (contaminación o sobrecarga informativa) y, con ella, lo que crece es la falta de entendimiento,  la incomprensión y, quizá después, el desentendimiento.

Todos, de alguna u otra forma, creemos saber qué está pasando en Michoacán; sabemos, parcial o con conocimiento de causa, las razones por las cuales miles de personas decidieron tomar las armas para defender sus vidas, sus tierras, sus seguridades; reconocemos también (quizá más por la reiteración del mensaje que por las justificación real de las acciones) que el gobierno está actuando y que desde su perspectiva el camino de las armas es y será un error, pues son y serán ellos los que acaben con todo mal.

También llevamos varios años sabiendo que estamos en guerra (luego se nos olvida o lo obviamos) y que en ese proceso los grupos criminales y del narcotráfico han ido tomando más y más territorios a veces por la ineficacia de las autoridades, pero otras más con su aval y contubernio. Sabíamos que eso pasaba en Michoacán donde la defensa de la tierra por parte de los criminales se cobra a través del “derecho de piso”.

Estos tres escenarios conjugados (a veces superpuestos y desconectados) se perciben en las noticias, en las charlas cotidianas y en las narraciones virtuales que van llegando las redes sociales de nociones o ideas de lo que está pasando en Michoacán. Todos creemos saber lo que está pasando y, desde ahí, tomamos una polarizada postura. Somos autodefensas y las defendemos; apoyamos al gobierno y denostamos la toma de armas; somos indolentes y se nos olvida el problema. Creemos entender una parte y desde ahí juzgamos la totalidad del hecho.

La investigadora Rossana Reguillo en un texto publicado por el diario El País (20/01/14) hacía ya énfasis del peligro  que implica usar una licencia retórica como la sinécdoque para nombrar e informar lo que pasa en Tierra Caliente.  Expresar la parte como si se tratase del todo, precisaba Reguillo, hace que: “Tierra Caliente se convierte en toda la región, reduciendo la heterogeneidad y simplificando –al máximo– una totalidad regional tan diversa como contradictoria. La sinécdoque es eficiente en términos de economía lingüística pero es insuficiente para comprender las especificidades de una comunidad social que ha sido configurada históricamente”.

Ese representar la parte como si fuese el todo, se presta para que desde los discursos institucionales, mediáticos y cotidianos se justifiquen acciones y se socialicen miedos, pues sin entender de matices y constituciones histórico-sociales se llama a blindar las fronteras para evitar que criminales y autodefensas (como si fuesen lo mismo) salgan de los límites territoriales de Tierra Caliente, la cual no sólo está conformada por municipios de Michoacán sino también por diversas localidades de Guerrero y el Estado de México. No obstante, hoy todo es Michoacán.

La construcción de estos tropos lingüísticos en los discursos cotidianos sobre lo que pasa ahora en Michoacán está creando imaginarios múltiples que no sólo imposibilitan la compresión del hecho sino también están haciendo borrosas las atribuciones y responsabilidades de los actores implicados, y peor aún extrapolan los miedos e incertidumbres que, en muchos casos, terminan justificando las acciones de violencia y discriminación. Estamos etiquetando a los michoacanos.

En pocas palabras, el imaginario de Michoacán está siendo tan polarizado que creemos saber lo que está pasando cuando consciente o inconscientemente creemos saberlo todo y sólo buscamos comprensión en una de sus partes.

@darwinfranco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s