Televisa es primero

Publicado: julio 5, 2014 en Uncategorized

Por Darwin Franco

Cuando en plena lucha de independencia Vicente Guerrero recibió la visita de su padre, quien intentó convencerlo de aceptar el indulto ofrecido por el virrey de Apodaca a cambio de que el caudillo depusiera las armas éste simplemente expresó: “La patria es primero”.

Con esta lapidaria frase que hoy yace en letras doradas en el Congreso de la Unión, Vicente Guerrero dejó en claro que ningún interés particular o cualquier simpatía estaban por encima del deber patrio. Lejos hemos quedado de este precepto, pues hoy “los políticos” que aparentemente nos representan en la Cámara de Senadores decidieron anteponer la propiedad pública del espectro radioeléctrico para entregar a la iniciativa privada; específicamente, a Televisa quien avalada por le ley incrementará no sólo sus redes y servicios sino también su poder e influencia en la cada vez más mediatizada democracia mexicana.

Con 80 votos a favor y 37 en contra, los senadores del PRI, PVEM y diversas fracciones del PAN y el PRD dejaron ir la histórica oportunidad de equilibrar fuerzas ante el poder fáctico de la televisora y, a cambio, decidieron aceptar sus indulgencias que, cercanas al proceso electoral, se convertirán en buen trato informativo y excesiva visibilidad mediática.

Pudieron más sus aspiraciones personales que su compromiso con el pueblo, pues lo que tenían que legislar no era una tarea difícil si se hubiesen apegado a la lógica constitucional que ya había quedado marcada en la Reforma en Telecomunicaciones promulgada en junio del año pasado. En aquella Reforma ya se tenían muy bien marcados los objetivos: 1) reconocer que el espectro radioeléctrico es un bien público; 2) oponerse a las estructuras monopólicas para favorecer la competencia en el sector; 3) regular la radiodifusión y las telecomunicaciones para generar esquemas asimétricos de concentración; 4) crear un nuevo ecosistema mediático donde los medios comerciales estén acompañados de medios privados, públicos y sociales, y 5) crear organismos autónomos que se encarguen de hacer valer y cumplir lo estipulado en la Reforma. Esto sólo citando algunos de los puntos más relevantes.

No obstante, su creatividad legislativa les dio no sólo para legislar en contra de tales objetivos sino para hacer ver que esos cambios empatan con un sentido democratizador y regulador siendo que en la práctica lo que se tendrá será totalmente distinto, pues:

  • Al declarar la preponderancia por sector y no por servicio, se inhibirá la democratización de los medios porque Televisa conservará su supremacía en la televisión abierta nacional y en la televisión privada. En cambio, América Móvil (Telmex/Telcel) sí será declarada agente económico preponderante, aunque le abrieron la posibilidad de que ésta puede obtener las dos cadenas de televisión abierta nacional, pues se quitó el candado que impedía que un solo participante se pudiera hacer de las dos concesiones.
  • Al no poner candados más fuertes en la propiedad cruzada, permitirá que los grandes monopolios mediáticos se transformen en oligopolios, lo cual no incentivará la competencia en ninguno de los sectores. Esto favorece a Televisa que, vía la compra de Cablemas, había comenzado a incrementar su participación en la televisión privada.
  • Al no permitir un equilibrio en los distintos tipos de medios que contempla la Reforma, los únicos beneficiados serán los medios comerciales, pues los medios sociales sólo pueden operar con una potencia de 20 watts, lo cual resulta insultante, mientras que los medios públicos seguirán supeditados al presupuesto gubernamental porque les negaron la posibilidad de hacer autosustentables sus señales. Incluso a ambos los metieron en un esquema donde su única fuente de recursos será la publicidad oficial, con lo cual ya condicionan su operación desde un inicio.
  • Al no legislar a favor de los derechos de las audiencias no sólo no tendremos menos publicidad en los medios comerciales sino que ésta aumentará del 18 al 38%. Las razones es que los medios podrán incrementar sus pautas publicitarias si sus producciones son de origen nacional (las de todos los medios en su mayoría lo son) o si apoyan a productores independientes.
  • En materia de los derechos de los usuarios a Internet prevalece aún la vigilancia a lo que se diga, comparta, se suba y distribuya en la red, el fundamento sigue siendo el mantener la seguridad nacional por encima de las garantía individuales que se proponen a escala mundial cuando se habla de la neutralidad de Internet.
  • En este mismo sentido se mantiene la suspensión de las señales de radiodifusión o telecomunicaciones cuando el gobierno crea que la concentración de personas en un espacio pueda generar un riesgo o cuando alguna población atente a la estabilidad social.
  • Y para colmo, los organismos reguladores el Instituto Federal de Telecomunicaciones y la Comisión Federal de Competencia Económica quedaron totalmente desarmados y muchas de sus decisiones pasarán por las determinaciones de la Secretaría de Gobernación.

Cuando en tiempos turbios requeríamos de legisladores conscientes de su papel, dispuestos a no claudicar a pesar de lo visibles que resultaran los indultos… lo que tuvimos fueron senadores que abrazados a los medios fueron creativos y entreguistas pues para ellos, “Televisa es primero”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s