Jalisco: El Código Rojo y sus antecedentes

Publicado: mayo 1, 2015 en Violencia y narcotráfico
Etiquetas:
2015-05-01 Bo. JASD (seguridad) 02

El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, acompañado de las autoridades de seguridad del estado y de los presidentes municipales de la ZMG

(02/mayo/2015).- Los rumores se hicieron realidad y la aparente calma nos estalló a todos la mañana del 1 de mayo en Jalisco. Bloqueos de avenidas y carreteras tras la quema de automóviles y camiones, incendios en gasolineras y comercios, tiroteos en diversos municipios y el aterrizaje de emergencia de un helicóptero del ejército que fue atacado por integrantes del crimen organizado forman parte del violento amanecer en este el llamado “estado del bienestar”.

En conferencia de prensa del gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval, informó que: “Esto es reacción de una operación que se realiza para detener a miembros de cárteles”; sin embargo, no dio detalles de quién o quiénes podrían ser los detenidos. Extraoficialmente se filtró que, en la madrugada del 1 de mayo, autoridades federales pudieron haber detenido a Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, actual líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Sin embargo, esto aún no ha sido confirmado por ninguna autoridad, aunque lo que sí ya se hizo oficial fue la entrada en vigor de la “Operación Jalisco”, acción de seguridad que es encabezado por la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), la Procuraduría General de la República, la Policía Federal y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, instancias que tendrán un Centro de Mando Único que será coordinado por el comandante de la V Región Militar ubicada en Guadalajara.

Una de las primeras acciones de esta “Operación Jalisco” fue justamente la neutralización de las operaciones del CJNG, así lo anunció el titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido. Este funcionario federal indicó que las reacciones violentas de este Cártel se dieron a consecuencia de las labores que elementos federales realizaron en las primeras horas del primero de mayo en los municipios de Casimiro Castillo y Villa Purificación, ubicados en la región sur de Jalisco. Sin dar más detalles indicó que estos primeros operativos tenían como objetivo combatir a este grupo criminal. Se desconoce si en este operativo se logró alguna detención, lo cual podría explicar las reacciones violentas que el CJNG tuvo horas después en todo el estado de Jalisco.

Lo que ya se conoce es que horas más tarde, en ese mismo lugar, fue atacado desde tierra del helicóptero de la Sedena (Eurocapter Cougar EC 725 SP, matrícula 1009), el cual por los disparos recibidos aterrizó de emergencia, justamente, en la ruta que une a los municipios de Casimiro Castillo y Villa Purificación, lugar en donde de acuerdo a Monte Alejandro Rubido inició la denominada “Operación Jalisco”. En el ataque al helicóptero militar murieron seis soldados y 10 más resultaron heridos.

En tanto, el gobierno de Jalisco en voz del gobernador, Aristóteles Sandoval, realizó dos conferencias de prensa informativas en donde sólo expuso el saldo de los hechos y no aceptó preguntas de la prensa. En ambas comunicaciones, afirmó la existencia del “Código Rojo” y llamó a los jaliscienses a conservar la calma ante los fatídicos hechos. El saldo de los hechos acontecidos el 1 de mayo fue el siguiente:

  • 39 bloqueos de vialidades en todo el Estado
  • 3 intentos fallidos de bloqueos
  • 25 municipios afectados (7 en la Zona Metropolitana de Guadalajara y el resto fueron 18 municipios de Jalisco)
  • 36 carros incendiados (principalmente transportes públicos y transporte de carga)
  • 4 enfrentamientos armados (En de ellos se disparó desde tierra a un helicóptero militar, lo cual provocó que éste aterrizara de emergencia en el municipio de Casimiro Castillo. El saldo tres militares asesinados y 13 heridos)
  • 12 puntos carreteros afectados (ya se circula por ellos bajo vigilancia)
  • 19 detenidos (10 ya fueron consignados a la PGR)
  • 15 muertos (seis de ellos eran militares, ocho integrantes del CJNG y uno era policía estatal).
  • 17 heridos (13 elementos de las fuerzas federales, uno de la estatal y tres civiles)
  • 26 rutas de transporte público suspendidas (ya operan bajo vigilancia)
  • 11 sucursales bancarias incendiadas
  • 19 gasolineras afectadas (5 incendiadas y 14 existió la tentativa de incendio)
  • 2 comercios particulares afectados

(Actualización, 10:57 p.m. del 04/05/15)

Por este motivo, se activó en todo Jalisco, el llamado “Código Rojo”, el cual en palabras del gobernador es: ” es un protocolo que desde hace años se articuló para que cuando sucedieran acontecimientos de esta naturaleza en principales vialidades, centros, sobre todo carga de hidrocarburo, gasolineras, establecimientos, carreteras principales, vías de comunicación, se alertaran de manera coordinada para actuar de inmediato”.

Autoridades de Jalisco en el homenaje a los 15 elementos de la Fuerza Única que murieron en el cumplimiento de sus labores.

Los antecedentes del actual “Código Rojo”

La violencia que antecedió a la activación del “Código Rojo”, inició el 19 de marzo cuando en el municipio de Ocotlán ocurrió un enfrentamiento entre elementos de la Gendarmería Nacional e integrantes del CJNG. En ese fuego cruzado quien más sufrió fue la ciudadanía, pues 15 personas murieron durante las casi dos horas que duró el intercambio de balas entre los sicarios y los integrantes de la Gendarmería que estaban asentados en este municipio desde octubre del 2014 cuando el Gobierno Federal catalogó a Jalisco como uno de los cuatro focos rojos del país. Los otros tres son Guerrero, Michoacán y Tamaulipas.

Sobre los motivos reales que desataron la balacera poco es lo que se sabe, pues ni la Policía Federal o la Fiscalía General han aclarado los rumores de que el enfrentamiento pudo darse para facilitar la huida de Nemesio Oseguera Cervantes, alías “El Mencho”, líder del CJNG, el cual se encontraba esa noche en Ocotlán, tal y como se informó en Proceso Jalisco.

El 23 de marzo en el municipio de Zacoalco de Torres ocurrió otro enfrentamiento entre integrantes del CJNG y la policía estatal, en este hecho fue abatido Heriberto Acevedo Cárdenas, uno de los principales líderes del CJNG y que tenía bajo su poder los municipios de Tlajomulco de Zúñiga, Cocula, Tapalpa, Atemajac de Brizuela y Zacoalco de Torres.

De acuerdo a la Fiscalía General, Acevedo Cárdenas orquestó el ataque a un convoy del Ejército Mexicano, en donde perdieron la vida cuatro soldados en el municipio de Guachinango, esto ocurrió el 12 de mayo de 2014. También se sabe que éste fue el responsable de sobornar al director de la Policía Municipal de Cocula, lo cual originó el desarme de esa corporación el pasado 8 de diciembre del 2014; y del asesinato de dos policías investigadores en Tlajomulco de Zúñiga en julio de ese mismo año.

Tras la muerte de Acevedo Cárdenas, el segundo al mando en la policía estatal, Alejandro Solorio Aréchiga, fue emboscado por integrantes del CJNG en el municipio de Zapopan. Esta acción fue posible porque desde el interior de la policía del estado se filtró el recorrido que Solorio Aréchiga daría para resolver un asunto personal. Esta información facilitó que el CJNG pudiera atravesar un camión para intentar contener al mando policial y sus escoltas. No obstante, Solorio Aréchiga y su gente salieron ilesos, y confirmaron que este atentado fue una reacción por la muerte de Heriberto Acevedo Cárdenas.

Si esto no fuera suficiente, la acción más cruenta se generó a los pocos días, el 7 de abril, cuando en la carretera que conecta los municipios de Mascota y Puerto Vallarta, específicamente en el municipio de San Sebastián del Oeste, fueron emboscados y asesinados 15 elementos de la Fuerza Única Jalisco, grupo élite de seguridad en Jalisco.

Después de todos estos hechos comenzaron a correr los rumores de que se podrían generar otros posibles ataques del CJNG en la ciudad y que ante esto, desde el interior del Gobierno de Jalisco, ya se había activado “el Código Rojo”. El 10 de abril todo esto fue negado por las autoridades, las cuales afirmaron que no hay crisis de seguridad en el estado y que lo que se precisó en redes sociales eran meros rumores. Sin embargo, el silencio oficial se rompió cuando, el 14 de abril, aparecieron en diversos puntos del estado, 22 narco-mantas en las que aparentemente el CJNG se disculpaba por los recientes brotes de violencia. El Gobierno de Jalisco rápidamente pidió ignorar estos mensajes pero no informó nada de las acciones policíacas que se estaban emprendiendo para resguardar la seguridad de los jaliscienses.

CD8vi-jUEAAgYdS

El panorama de la incertidumbre

“La autoridad está avanzando, la autoridad debe recuperar la tranquilidad en todas las regiones del estado y, como ustedes saben, a través del tiempo hemos ido con acciones objetivas, concretas en beneficio y en seguridad de los jaliscienses”, fueron las palabras que emitió el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, en la conferencia de prensa donde más que explicar las causas de lo sucedido sólo realizó un reporte preliminar de las consecuencias, las cuales aseguró son una reacción por la manera en que están combatiendo a la delincuencia en todo el estado.

La situación, más allá de los reportes preliminares emitidos desde Gobierno del Estado, es tensa porque luego de escucharse la versión oficial en todo el estado se siguieron presentando diversos enfrentamientos y bloqueos de parte del crimen organizado. Al momento, sigue sin hacerse público quién o quiénes pudieron haber sido los detenidos por elementos federales, la cual es la razón –según afirmó el gobernador de Jalisco- de que el crimen organizado respondiera con tal violencia, tal y como sucedió en los anteriores narco-bloqueos que Jalisco sufrió en marzo y agosto del 2012, y enero del 2014, los cuales sucedieron como una reacción a la aprehensión de diversos integrantes del CJNG. Entre los detenidos estuvo, Rubén Oseguera González, “El Menchito”, el cual fue detenido por fuerzas federales (no estatales) el 31 enero del 2014; sin embargo, el 26 de diciembre de ese mismo año obtuvo su libertad por “falta de pruebas” para ser sentenciado.

Ante este panorama de violencia, el presidente, Enrique Peña Nieto, afirmó que la “Operación Jalisco” tiene como objetivo terminar con toda la estructura del CJNG; sin embargo, es momento en que no se dan más detalles de las aparentes detenciones que se dieron en la madrugada del 1 de mayo ni de las 19 restantes que ocurrieron a lo largo de ese mismo día.

¿Será que la causa de los hechos violentos que se vivieron el 1 de mayo fue una reacción de la posible detención de Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, actual líder CJNG? ¿En verdad se le habrá detenido o será que éste -una vez más- escapó de las fuerzas federales (no estatales) que en más de dos ocasiones han intentado detenerlo? ¿Los hechos violentos que se generaron en Jalisco facilitaron su huida o fueron una consecuencia de su aprehensión?

Esto no lo sabremos hasta que  no se brinde información clara del porqué se generaron los hechos que derivaron en 39 narco-bloqueos a lo largo y ancho de Jalisco pero que también se extendieron a los estados de Colima, Guanajuato y Michoacán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s