Operación Jalisco, algunos antecedentes históricos.

Publicado: mayo 9, 2015 en Violencia y narcotráfico, Violencia y represión
Etiquetas:, ,

Por Darwin Franco

La mañana del 1 de mayo Jalisco vivió uno de los episodios más cruentos desde que inició la llamada “guerra contra el narcotráfico” y, en consecuencia, uno de los momentos más violentos en la historia de este estado, el cual por cierto también fue cuna del narcotráfico con el otrora Cártel de Jalisco que, en su momento, fue encabezado por Miguel Ángel Félix Gallardo, Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo.

La activación del “Código Rojo” se dio ese mismo 1 de mayo cuando en menos de un par de horas sucedieron en todo el estado 39 narcobloqueos, se incendiaron 11 bancos y cinco gasolineras, además del derribo de un helicóptero de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que generó la muerte de siete militares.

Lo vivido esa mañana en Jalisco también se multiplicó a otros estados como Michoacán, Colima y Guanajuato, sitios en donde también opera con fuerza el llamado Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el cual es un grupo criminal que heredó las operaciones en la zona después de que los grupos que sucedieron al Cártel de Jalisco fueron perdiendo poder.

Después de la detención de los grandes capos de la droga Miguel Ángel Félix Gallardo, Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo, existieron dos grupos criminales que dominaron Jalisco; el primero, fue el denominado Cártel del Milenio o Cártel de Los Valencia, éste era comandado por Juan Carlos Valencia y Óscar Nava Valencia; el segundo grupo, fue el Cártel de Sinaloa, quien se instaló en el estado para realizar labores financieras (lavado de dinero) bajo la conducción de Ignacio “Nacho” Coronel.

Los Valencia, no obstante, fueron detenidos entre 2009 y 2010, e Ignacio “Nacho” Coronel fue abatido en un enfrentamiento con la milicia en el año 2010. Esto provoco la generación de dos nuevos grupos el Cártel Jalisco Nueva Generación y La Resistencia. El CJNG está bajo el mando de Nemesio Oceguera, alias “El Mencho”, y La Resistencia la encabeza Elgidio Migarro, alias “Don Pilo”. Estos últimos grupos se disputaron por varios años la plaza de Jalisco, y no fue hasta que La Resistencia perdió por detención a dos de sus lugartenientes, Víctor Manuel Torres y Ramiro Pozos González, que el CJNG tomó la plaza con el beneplácito de Cártel de Sinaloa, quien aún mantiene su estructura financiera en el estado. Sin embargo, antes de su extinción el cártel de Los Valencia generó los primeros narcobloqueos de la historia de Jalisco, el primero sucedió el 15 de enero del 2011 y el segundo un par de semanas después, 1 de febrero de 2011. En ambos hechos se incendiaron vehículos en diversos puntos de la Zona Metropolitana de Guadalajara para impedir el traslado por tierra de sus principales capos. La Resistencia hoy está extinta.

Eso facilitó el ascenso y crecimiento del CJNG, el cual recibió apoyo del Cártel de Sinaloa y se convirtió en su socio, pues éste último tiene en Jalisco un sitio importante para sus operaciones financieras, las cuales fueron manejadas hasta su muerte por Juan José Esparragoza, alias “El Azul”.

Desde que el CJNG está al mando de la plaza de Jalisco, el estado ha sido territorio de disputas entre este cártel y otros grupos como La Familia Michoacana, Los Caballeros Templarios y el Cártel de Los Zetas, éstos últimos han incursionado en el estado de manera importante y mantienen una disputa abierta contra el CJNG, el cual anteriormente se autodenominó como un grupo “mata zetas”, razón por la cual se le adjudicó la muerte y abandono de 35 personas en las calles de Boca del Río, Veracruz, el 20 de septiembre del 2011. En respuesta, Los Zetas abandonaron 19 cuerpos en las calles de Guadalajara, el 26 de noviembre del 2011.

Con un crecimiento importante y bajo el amparo de autoridades municipales y estatales, el CJNG fue fortaleciendo su estructura e, incluso, comenzó a dar muestras de poderío cuando el 8 de marzo del 2012, la Sedena capturó a uno de sus lugartenientes, Erick Valencia Salazar “El 85”,  ese día y como respuesta el CJNG realizó 25 narcobloqueos.

Los golpes al CJNG, desde entonces, se gestaron desde las autoridades federales, las cuales de manera quirúrgica han realizado diversos operativos para capturar a sus líderes; sin embargo, la fuga de información de las autoridades locales facilitaba su huida, tal y como pasó el 25 de agosto del 2013 cuando en el municipio de Tonaya, al sur de Jalisco, la Sedena intentó capturar a Nemesio Oceguera “El Mencho”, el capo no sólo escapó sino que a su paso generó 22 narcobloqueos en diversos puntos del estado.

Sólo un par de golpes exitosos ha tenido la federación en contra del CJNG, el primero sucedió el 30 de enero del 2014 cuando se capturó, sin apoyo del gobierno de Jalisco, a Rubén Ocegueda González, “El Mechito”, hijo de “El Mencho”. Tras su captura, se generaron tres narcobloqueos. Sin embargo, “El Menchito” salió libre el 26 de diciembre de ese mismo año, por falta de pruebas que pudieran vincularlo al crimen organizado.

La otra detención que resulto fortuitamente exitosa fue la de Abigael González Valencia, “El Cuini”, el cual es el operador financiera del CJNG (aunque algunos reportes indican que en realidad “El Cuini” es el líder de este cártel y “El Mencho” es su lugarteniente). Su detención ocurrió el 2 de marzo del 2015 en Puerto Vallarta. Hoy se sabe que Los Cuinis son los que controlan el trasiego de la droga en Europa y Asia, lo cual los hace uno de los grupos criminales más ricos en el mundo.

Todos estos hechos generaron que desde el Gobierno Federal se colocara a Jalisco como uno de los principales focos rojos del país desde finales del año 2014. Esta labor de inteligencia, y la desconfianza en las autoridades locales, pusieron en marcha la llamada “Operación Jalisco”, la cual es una acción de seguridad encabezada Sedena, la Procuraduría General de la República, la Policía Federal y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, y cuyo objetivo es acabar con el CJNG y capturar a sus líderes. En conclusión, y luego de los hechos del 1 de mayo, la “Operación Jalisco” es una declaración de guerra, la cual desde el gobierno encabezará el general, Gustavo González.

Hoy Jalisco está de frente a uno de sus momentos más cruciales, pues ante un gobierno local débil lo que se tiene es la militarización de la seguridad que como lo indica la historia reciente (en Michoacán, Tamaulipas y Guerrero) no deja saldos positivos para la sociedad civil. Hoy Jalisco es nodo central de la guerra contra el narcotráfico, la estrategia una vez más son las armas y no el paraíso financiero que ha significado el estado desde que aquí se asentó el otrora Cártel de Jalisco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s