Archivos de la categoría ‘Uncategorized’

desaparecido tierra blana

Por Darwin Franco Migues

“Yo daría mis extremidades, mis brazos, mis piernas por la vida de los cinco muchachos. Yo daría mi vida por mi hijo… Si quienes los tienen están leyendo esto les pido que miren en los ojos de nuestros hijos a sus propios hijos, les pido que nos los regresen porque ellos apenas están haciendo su camino, su vida. Yo les pido que nos los devuelvan porque nadie debe quitarles el hermoso derecho de vivir…”, estas palabras revestidas de amor fueron pronunciadas por Bernardo Benítez Herrera, padre de Bernardo Benítez Arroniz, uno de los cinco jóvenes que desaparecieron en Tierra Blanca, Veracruz, el pasado 11 de enero.

Bernardo Benítez Arroniz desapareció junto con José Benítez de la O, Mario Arturo Orozco Sánchez, Alfredo González Díaz y Susana Tapia Garibo. Todos ellos muchachos tranquilos, de casa. Muchachos que decidieron, como a diario lo hacen muchos otros jóvenes del país, salir a divertirse y, por ello, se trasladaron del municipio de Playa Vicente hacia el puerto de Veracruz donde pasaron el fin de semana. El trayecto de regreso incluía su paso por el municipio de Tierra Blanca y fue ahí donde su viaje derivó en desgracia porque una camioneta de la policía estatal de Veracruz comenzó a seguirlos hasta que los detuvo para realizarles una “revisión de rutina”.

La última imagen que se tiene de los cinco jóvenes, tras revelarse lo que grabaron las cámaras de seguridad del municipio de Tierra Blanca, es la de ellos resguardados dentro la camioneta de la policía estatal. El carro de los muchachos, un Jetta color blanco, aparece detrás siguiendo a los policías, los cuales –según sus propios testimonios- entregaron a los cinco jóvenes a la delincuencia organizada; sin embargo, ninguno de los siete detenidos ha confesado el por qué los desaparecieron y en dónde fue que los dejaron.

Lo que pasó en Tierra Blanca, el 11 de enero, es una DESAPARICIÓN FORZADA porque fueron ellos, los policías estatales, quienes directamente los desaparecieron ese medio día en Tierra Blanca. Es una DESAPARICIÓN FORZADA porque fueron elementos del estado con equipamiento público quienes decidieron darle la espalda a quienes juraron proteger.

Fueron ellos, quienes siguiendo órdenes directas o indirectas optaron por desaparecerlos pero también fueron todos aquellos que han generado las condiciones para que en un estado como Veracruz y en un municipio de Tierra Blanca, la policía responda a las órdenes del narco. Fueron todos los que a bordo de una patrulla, detrás de la comandancia,  despachando en una Fiscalía o declarando desde Palacio de Gobierno han ido tejiendo las redes de complicidad que permitieron la desaparición de los cinco de Playa Vicente pero también la desaparición de 675 personas o, al menos, eso es lo que indican las cifras oficiales; sin embargo, la realidad es más dolorosa porque organizaciones como el Colectivo Xalapa por la Paz, han declarado que la cifra se eleva a más de mil desaparecidos. Sus familias no han presentado la denuncia por el riesgo que implica hacerlo en un estado dominado por el narcotráfico.

Y esto lo saben perfectamente los padres de Bernardo Benítez Arroniz, José Benítez de la O, Mario Arturo Orozco, Alfredo González Díaz y Susana Tapia Garibo porque ellos mismos han sufrido amenazas, ya que a muchos les incomoda que ellos no bajen la voz y sigan en la exigencia de búsqueda y justicia para sus hijos. Los han amenazado porque, quizá, hay muchos que no desean que Tierra Blanca se mire como Iguala, Guerrero.  No obstante, todos sabemos que estamos de frente al mismo fenómeno que el 26 de septiembre de 2014 culminó en la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa”. Estamos lamentablemente frente a la misma tragedia porque en Veracruz también la policía hace el trabajo sucio del narco. Allá los policías servían a Los Rojos, en Tierra Blanca a Los Zetas.

Por ello, aunque nos duela esta historia ya la hemos visto porque también allá hubo videos que comprueban la participación de los policías, también en Iguala se detuvo a los implicados y a sus jefes pero eso no se tradujo en la localización de los 43. También allá se se minimizó el hecho y se buscó la criminalización de las víctimas.  Aquí (en Tierra Blanca) y allá (en Iguala), todo es terroríficamente igual. En ambos sitios, el Estado es inexistente.

No obstante, también aquí hay estrategias de contra poder y extraordinarias muestras del amor que cinco familias profesan a sus hijos, ya que ellas no dejan de luchar, exigir pero sobre todo de creer que sus hijos regresarán a casa. Bernardo Benítez eso es lo que más desea ahora; por ello, no se separa de la Agencia del Ministerio Público en Tierra Blanca  ni deja de contestar las llamadas telefónicas que recibe de la prensa pues reconoce lo relevante que es declarar que los muchachos fueron desaparecidos por policías estatales de Veracruz, aunque el verdadero deseo de su corazón es ver regresar a su hijo, Bernardo.

“Nosotros lo que deseamos es tenerlos de regreso, las repercusiones sobre los detenidos les compete a las autoridades porque para eso les estamos pagando, ellos son nuestros empleados. Lo que yo deseo, lo que las familias deseamos es que nos digan a dónde los llevaron porque hasta allá iremos por ellos. Ellos deben de volver, los deben de liberar porque aún les falta mucho por vivir…”.

@darwinfranco

desaparecido tierra blanca 2

Página de Facebook para apoyar en la búsqueda de Bernardo Benítez Arroniz, José Benítez de la O, Mario Arturo Orozco, Alfredo González Díaz y Susana Tapia Garibo.

https://www.facebook.com/Todossomosplaya/?fref=nf

Anuncios

hqdefault

Por Darwin Franco  Migues

¿Cuál sería la verdadera misión cumplida en relación a la guerra contra el narcotráfico: detener nuevamente al capo que se había escapado en dos ocasiones de prisiones de “máxima seguridad” producto de la corrupción o terminar con las estructuras económico-financieras que hacen posible que narcotraficantes como El Chapo Guzmán sigan delinquiendo en total impunidad dentro y fuera de la prisión?

Si Usted, señor Presidente, siente que la misión está cumplida únicamente con la detención de los capos de la droga es claro que desconoce el trasfondo de aquello que dice combatir, ya que el verdadero combate al narcotráfico no se dará en tanto el dinero de la industria del trasiego de la droga esté impunemente intacto, tal y como lo ha estado desde que su antecesor, Felipe Calderón, decidió arrancar la guerra contra el narcotráfico que Usted ha continuado únicamente desde las armas y la violencia pero no a través de las labores de inteligencia que, aseguró, propiciaron la reaprehensión de quien hace seis meses se le escapó por un túnel y que aún desde El Altiplano siguió operando el poco o mucho poder que aún tenía (¿tiene?) dentro de la estructura del Cártel de Sinaloa.

tweet-chapo

Si su misión está cumplida porque tuvo a bien escribir un mensaje en Twitter para avisarnos de la captura del Chapo Guzmán pero antes –oportunamente- olvidó dar la cara para explicarnos el porqué del desplome de la economía tras la caída del precio del petróleo y el crecimiento del dólar frente al peso, nos vuelve a quedar nuevamente claro que su gobierno no es el de las acciones políticas sino el de las apuestas mediáticas, pues si hay algo que le debemos reconocer es que Usted tiene un timing preciso al momento de soltar este tipo de “bombas” aunque hablando con franqueza, señor Presidente, ese mismo timing luego se le revierte cuando en su gobierno son incapaces de realizar las acciones políticas correctas que garanticen que la acción más relevante para su gobierno –como lo fue, la primera detención de El Chapo– no terminen evidenciando el gran nivel de corrupción que existe en su gobierno, ya que la segunda fuga del capo terminó por desdibujar su promesa del “Saving México”, la cual –incluso- era inexistente cuando se dejó desaparecer a 43 normalistas y, a por lo menos, 10 mil personas más bajo su administración. Aquí, señor Presidente, nadie está seguro si en sus poco más de tres años de gobierno se han cometido 60 mil asesinatos.

Por ello, de ninguna manera podremos aceptar que la misión se cumplió cuando lo único que realizaron las fuerzas federales fue subsanar el error que se cometió cuando se generaron todas las condiciones para que Joaquín Guzmán Loera escapara, en julio pasado, de  la prisión de El Altiplano, así como tampoco permitiremos que haga de la reaprehensión de El Chapo, el segundo logro más importante de su administración (el primero, aunque parece ya una broma, fue reaprehenderlo por segunda ocasión).

Sin embargo, sabemos que para hacer esto tiene a las televisoras que son de tan corta memoria y tienen tan escasa responsabilidad social. Ellas, como ya lo vimos en sus primeras coberturas, se encargarán de hacerle “el milagrito” aunque la reaprehensión sucedió, sépalo Usted, porque como máximo responsable de este gobierno no logró tener preso ni seis meses a El Chapo. Al cual, ahora, irónicamente, lo vuelve a mandar a la misma prisión de la que éste escapó. Seguramente, lo fallido de su mandato le ha hecho pensar que, quizá, lo necesite nuevamente libre para “taparle el ojo al Chapo, perdón, al macho”.

Así que no fue una misión cumplida sino una responsabilidad ejercida, ya que era su obligación detener a quien se le fugó, así de fácil. Misión cumplida será el ejercer cada una de las más de 70 averiguaciones previas en contra de Joaquín Guzmán Loera y hacer que todas ellas culminen en condena. Misión cumplida será cuando se impida que cualquier criminal prófugo pueda emprender acciones jurídicas para impedir su futura extradición. Misión cumplida será cuando se confisquen los bienes del narcotráfico de tal manera que sus capos se vean imposibilitados para operar como hasta ahora lo han hecho. Misión cumplida será cuando la guerra no nos siga golpeando con su violencia que sólo ha generado muerte, desapariciones, desplazamientos, inseguridad e incertidumbre.

Misión cumplida será cuando se acabe esta absurda guerra, ya que lo demás señor Presidente son sólo mensajes de Twitter y acciones mediáticas que tan lejanas están de las acciones políticas que este país, el mismo que Usted gobierna, necesita.

@darwinfranco

Los números de 2015

Publicado: enero 5, 2016 en Uncategorized

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 7.500 veces en 2015. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 6 viajes transportar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Las fosas clandestinas del estado

Publicado: noviembre 12, 2015 en Uncategorized

Darwin Franco Migues

Ante las omisiones e inacciones de las autoridades en la búsqueda de los desaparecidos en el país han sido sus familias las que en las últimas semanas los han comenzado a buscar en campo, pero qué significa buscar de esta manera: significa que padres, madres, esposas, esposos, hermanos e hijos se arman de valor para buscarlos en una de las tantas fosas clandestinas que el crimen organizado generó.

Están buscando hoy en esas fosas porque han solicitado, una y otra vez, a las autoridades que éstas las abran e investiguen; sin embargo, ni el gobierno federal ni los estatales les han hecho caso y cuando sí lo hacen no les dan acceso a las fosas –como marca la Ley General de Víctimas- ni les dan información sobre los hallazgos que ahí se generaron. Las fosas en este país se abren pero sólo para cerrarse y ocultar todo lo que hay dentro de ellas.

Este tortuoso camino para saber quiénes están dentro de las fosas de este país ha generado que familias de desaparecidos de Nuevo León, Guerrero, Tamaulipas y Morelos tengan que localizar e inhumar por sus propios medios a quienes fueron colocados ahí no sólo por el crimen organizado sino también por la propia autoridad.

Así pasó el 4 de noviembre, en Tetelcingo, Morelos, cuando la familia Rodríguez Hernández interpuso un amparo por la inacción de su ministerio público. Esto generó un macabro hallazgo porque la fosa que se descubrió luego de su acción jurídica no fue realizada por el crimen organizado sino por la propia Fiscalía General de Morelos, instancia que fuera de toda legalidad decidió crear un par de fosas clandestinas para ahí depositar 150 cuerpos empalmados con tablas. Sí, leyó bien, 150 cuerpos correspondientes a 150 personas que poseían vidas e historias. 150 personas buscadas por 150 familias.

Las fosas de Tetelcingo fueron localizadas porque la familia de Oliver Wenceslao Rodríguez Hernández, quien fue secuestrado y luego asesinado en mayo de 2013, sabía que su hijo podría estar en el terreno que la Fiscalía de Morelos ilegalmente creó. Estos 150 cuerpos sólo poseían para ser identificados una botella de plástico que alguien amarró a sus cuerpos, al interior de la botella estaba un pequeño papel con un número de expediente. Eso fue lo único que la Fiscalía de Morelos hizo para que estos cuerpos fueran identificados; sin embargo, la fosa no poseía las condiciones para que estos cuerpos medianamente se preservaran.

Los colectivos de familias de desaparecidos del país rápidamente reaccionaron y a través de un comunicado conjunto expresaron: “El hecho de que la Fiscalía de Morelos posea fosas clandestinas y que en ellas se hayan encontrado 150 cuerpos, no sólo afrenta a la familia Navarrete Hernández que, además de sufrir, a causa de la inseguridad que vive el estado de Morelos, el secuestro y el asesinato de su hijo Oliver Wenceslao, ha tenido que padecer la incapacidad, la negligencia y la ausencia de procedimientos de la Fiscalía en la atención al crimen y al cuidado del cuerpo de Oliver que se encontraba bajo su cuidado. Afrenta también y preocupa a la sociedad morelense y a todos los mexicanos de buena voluntad”.

Los colectivos además denunciaron que mientras las familias contabilizaron 150 cuerpos, las autoridades de Morelos sólo reconocieron la existencia de 105. Por ello, preguntaron al gobierno lo siguiente: “¿Por qué la familia contabilizó 150 cuerpos, mientras que ustedes hablan de 105 y ahora de 103 porque afirman que ya fueron entregados dos cuerpos a sus familiares? ¿Por qué el cuerpo de Oliver Wenceslao fue arrojado a una fosa común a pesar de estar plenamente identificado por sus familiares y custodiado por la Fiscalía?”.

Ante esto, las preguntas surgen: ¿Cuántas fosas clandestinas generadas por las procuradurías y fiscalías estatales hay en el país? ¿Cuántos cuerpos sin identificar permanecen en las instalaciones del Servicio Médico Forense y cuántos de éstos se han incinerado o enterrado sin haberles realizado pruebas de ADN? ¿Cuántos cuerpos y fosas?

Las familias de los desaparecidos no detendrán su búsqueda, el gobierno federal parece que sí lo hará porque en el proyecto de presupuesto de egresos de la Federación 2016 sólo se asignaron 28 millones  pesos para las acciones de búsqueda de todos los desaparecidos del país. Este será el dinero con el que contará la recién creada Fiscalía Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas que con “bombo y platillo” presentó el 9 de octubre de 2015,  la Procuradora General de la República Arely Gómez. Esta Fiscalía tendrá una disminución de 34% respecto del presupuesto que se otorgó para estas labores en 2014.

¿Será que con esta importancia podrán resolver qué pasó en Tetelcingo, en Ayotizinapa y cada una de las 26 mil desapariciones que hay en el país?

@darwinfranco

10858523_10152568320304849_1595298683586557956_n

Darwin Franco Migues

El ejercicio es simple y complejo a la vez. Cierre sus ojos e imagine que Usted, yo, Nosotros no somos quienes esquivan la mirada cuando vemos el rostro de un desaparecido sino que nosotros somos EL DE-SA-PA-RE-CI-DO.

Imagínese que la persona que aparece en la imagen es Usted, yo, Nosotros,  y quien le busca no es alguien ajeno sino nuestra propia familia. Sí es nuestra familia y ésta nos busca a través de los medios que Usted, yo, Nosotros esquivamos, ignoramos o rechazamos cuando la foto, imagen e historia de un desaparecido llega a nuestros ojos, NUESTRA VIDAS.

Piense, tan sólo por un momento, en las infinitas y dolorosas sensaciones que habitarán en el corazón cuando su familia no sepa dónde estamos Usted, yo, Nosotros. Piense también que sentiríamos Usted, yo, Nosotros cuando tomáramos consciencia de que estamos siendo desaparecidos y de que no tendremos medios u oportunidades para decirle a nuestra familia: “Aquí estoy, estoy bien, vengan por mí, ellos me llevaron, ellos me llevaron…”.

Abra sus ojos nuevamente y piense ahora en lo que siente tanto el desaparecido como su familia cuando Usted, yo, Nosotros sin fundamentos criminalizamos al desaparecido y justificamos su desaparición usando frases como: “seguro en algo andaba”.  Piense seriamente en esto y recuerde cuántas veces Usted se expresó así sobre alguno de los 26 mil desaparecidos que hay en México o cuando dijo esto en relación a la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa. Porque hay que ser sinceros, ya que Usted, yo, Nosotros, lo hicimos alguna vez.

Abra sus ojos y su mente e imagine que cambiaría si Usted, yo, Nosotros comenzáramos  a reconstruir una nueva noción sobre cada uno de los 26 mil desaparecidos. Piense en qué pasaría si en lugar de denostarlos, ignorarlos o rechazarlos nos acercáramos a ellos y a sus familias. Imagine qué significaría para ellas y ellos que la expresión “no están solos” se reconfigurara en una “estamos juntos buscando”.

Piense en que si pasara esto Usted, yo, Nosotros encontraríamos una red horizontal que tejería solidaridad en lugar segregación.  Piense en que si a Usted, yo, Nosotros nos ganara la valentía de hacer esto no volveríamos a pensar que las desapariciones no son ajenas y que los desaparecidos, todos ellos, son lejanos; al contrario, ellos serían tan profundamente nuestros. Imagine la manera en que esto generaría espejos retrovisores donde el horizonte sería Iguala, Matamoros, Yurecuaro, Torreón, Guadalajara, Tijuana así como cada ciudad, pueblo o sitio donde hoy lamentablemente tenemos un desaparecido pero también una familia que, pese al miedo, lo busca, lo extraña y lo necesita.

Piense esto con el corazón y déjese invadir por el sentimiento de encontrarse con otro que es y deber ser para Usted un “yo posible”. Piense que en Usted, yo, Nosotros está la capacidad, la humanidad y la esperanza de hacer que cada uno de los 43 normalistas y cada uno de los 26 mil desaparecidos cuente porque cada uno de ellos nos falta y nos faltará hasta que éste vuelva a casa con nosotros. Hoy por 43, mañana por 26 mil. Hoy por todos.

@darwinfranco

¿La marcha por los niños?

Publicado: julio 29, 2015 en Uncategorized

Marcha Jalisco es uno por los niños a favor de la familia natural. Foto: Arturo Guzmán Siordia. Vía Proyecto Diez

Por Darwin Franco Migues

Herilberto Reyes García, de 12 años, murió el pasado 19 de julio en la comunidad de Santa María Ostula (perteneciente al municipio de Aquila, Michoacán) tras un operativo realizado el Grupo de Coordinación Michoacán, conformado por fuerzas federales, estatales y municipales.

Seis días después, el 25 de julio, en Jalisco miles de personas marcharon por los niños; sin embargo, estos niños estaban muy lejos de ser Herilberto o los otros millones afectados por la violencia que vive el país. Los niños por los que se marchó con un fervor casi religioso eran los niños que, en voz de los adultos, “exigían el derecho a tener una familia natural”; es decir, una familia conformada solamente por mamá y papá, ya que sólo de esta manera afirman (los adultos, no los niños) es posible tener un correcto desarrollo.

Bajo estas premisas queda claro que no fue el derecho de los niños a decidir su futuro lo que movilizó a miles de personas (principalmente adultos) a salir a la calles en la denominada marcha #JaliscoEs1xLosNiños; al contrario, fue una ideología adulta la que escondida detrás del “derecho de los niños” mostró una postura discriminatoria ante la comunidad homosexual que, después de años de lucha, hoy tiene pleno derecho al matrimonio y a la adopción.

Es cierto que todos tenemos derechos a libre expresión de la ideas y a la manifestación de las mismas en los espacios públicos. Es cierto que una sociedad que respeta los derechos humanos debe dar cabida a todas las voces y opiniones; sin embargo, nuestras libertades tienen un límite y éste nunca puede estar por encima de los derechos de los otros. En este sentido, yo puedo manifestarme exigiendo el respeto a mis derechos pero no para pedir que los derechos ya otorgados a los demás se les restrinjan.

Quienes acudieron a la marcha tienen todo el derecho de no aceptar el matrimonio y la adopción de parte de la comunidad homosexual; sin embargo, deben aceptar también que no hay ni debe haber naturalidad en la ley porque ésta no se sustenta en preceptos morales o religiosos sino en hechos sociales. Pedir sólo el matrimonio natural y exigir que sólo lo natural prevalezca en la ley es no entender que la realidad misma es una construcción social que día a día debe apostar por la defensa de las libertades de todas y todos.

Defender esto significa que hemos entendido que los derechos humanos SON DE TODOS y no de unos cuantos, así que si seguimos denostando el derecho de los demás no podemos exigir el respeto de nuestros derechos y mucho menos si esto lo hacemos escudándonos en lo que supuestamente es mejor para los niños.

Al respeto, habría que recordarles a los adultos que acudieron a la marcha para defender el derecho de los menores que la Convención por el Derecho de los Niños, aprobada por la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1989, establece que las opiniones de los niños deberán tomarse en cuenta pues ellos, como los adultos, tienen derecho a la libertad de expresión y, por tanto, no puede obligárseles a opinar u actuar en algo en lo que no están de acuerdo. Así que habría que preguntarles a los asistentes a la marcha #JaliscoEs1xLosNiños, si ellos tomaron en cuenta la opinión de los niños por los que marcharon y si serían capaces de aceptar que estos mismos niños puedan opinar de manera contraria a lo que ellos consideran es mejor para su futuro. Preguntar esto sí sería apostar respetar el derecho y la voluntad de los niños.

Así que si como adultos desean marchar e inconformarse háganlo es su derecho pero no lo hagan si lo que buscan es violentar el derecho de los demás, iniciando por el derecho de quienes supuestamente son el motivo de sus manifestaciones.

Hoy México, desde luego, necesita que marchemos por los niños como Herilberto, asesinado de manera artera por el Estado, pero también por los miles que han visto morir o desaparecer a sus padres o familiares. Marchemos por los niños de la Guardería ABC y por todos aquellos que no tienen acceso a la salud, la educación, la vivienda y, en general, a una vida digna. Marchemos con ellos y dejemos también que ellos tengan sus propios motivos para protestar.

Todos tenemos derecho a manifestarnos; sin embargo, seamos adultos y manifestémonos como tales recordando que la dignidad de nuestra protesta siempre estará en razón de la defensa a los derechos humanos de todas y todos, nunca de su disminución.

@darwinfranco

Un video realizado por el sitio Proyecto Diez sobre diversas opiniones de los participantes a la marcha

CJXstClUwAEp6hz

Por Darwin Franco Migues

Existen muchas formas de combatir el dolor y la injusticia, la primordial para las familias de José Gerardo Aguilar Martínez (18 años), Marco Antonio Ramírez Cárdenas (19 años), Cristian Fabián Ávila Cardona (18 años), Ángel de Jesús Rodríguez Hernández (19 años), Eduardo Isaías Ramírez Hernández (21 años), Daniel Armando Espinoza Hernández (22 años) y Rodrigo Espinoza Aguayo (38 años), es el siempre recordarlos más allá de la tragedia que les tocó padecer la madrugada del 7 julio del 2013 en el municipio de Lagos de Moreno.

Aquel día cada uno de ellos fue despojado de su libertad por un grupo de hombres armados que recorrió las calles de Lagos de Moreno sin que ninguna autoridad les impidiera generar su estrategia de terror. Ese día cada uno de ellos fue conducido hasta el predio conocido como “La Ley del Monte”, lugar donde les fue arrebatada la vida de una forma terrible.

A dos años, sus padres y familiares recuerdan cómo fue que se despojaron del miedo que les daba el salir a la calle a denunciar que sus familiares “estaban desaparecidos”. A dos años, hacen memoria de cómo fue que se organizaron para hacer lonas y cartulinas e irrumpir en los desfiles de las Fiestas de Lagos para exigir a las autoridades locales que “buscaran a sus hijos”. A dos años, no olvidan como el presidente municipal de Lagos de Moreno, Hugo René Ruiz Esparza Hermosillo, “vinculó a sus seres queridos con el crimen organizado”. A dos años, tienen muy presente cuando recibieron la terrible noticia de la “localización sin vida” de sus familiares y menos olvidan “la indolencia” que se tuvo al entregarles sus restos en pequeñas cajas de madera con el logo del Gobierno de Jalisco.

Por ello, a dos años de estos lamentables hechos, las familias de las víctimas de Lagos de Moreno volvieron a salir a las calles de este municipio para recordarse y recordarles a los habitantes que, si bien, el alcalde de Lagos de Moreno y próximo diputado local por el PRI, Hugo René Ruiz Esparza, ya les ofreció disculpas por haber criminalizado a sus familiares esto no es un sinónimo de justicia porque hoy muchos de los responsables de lo sucedido siguen libres y los que sí están detenidos no han sido consignados de manera correcta.

Todo inició con una procesión que partió en el parque de la colonia Lomas del Valle, sitio muy significativo para las familias porque cerca de aquí están los espacios de convivencia donde los muchachos se conocieron y se hicieron amigos, aunque también cerca de este lugar sucedieron las desapariciones de cada uno de ellos; por ejemplo, José Gerardo, Ángel de Jesús, Eduardo Isaías y Daniel Armando fueron subidos a una camioneta a escasas cuadras de este parque. En el caso del señor Rodrigo, estos mismos hombres se lo llevaron fuera de su propio domicilio, el cual está muy cerca de allí.

Con sus fotografías enmarcadas, con una lona con la leyenda “A dos años, de su tortura, secuestro y asesinato: no los hemos”, con globos que llevaban impresos sus rostros y nombres es que inició la procesión, la cual fue menos intensa que la del año pasado, pues ahora todos ellos (los familiares y amigos) saben que las “disculpas del alcalde” fueron el primer resultado de su cruzada por la memoria y dignidad. Lo que sigue ahora es la expropiación de “La Ley del Monte” para hacer en este sitio un memorial.

Por ello, Doña Tere, Doña Carmen, Doña Lulú, Don Armando, padres de los muchachos, y Doña Rosario, hermana de Rodrigo, caminaron de forma distinta aunque con el mismo dolor que aún les provoca la ausencia de sus seres queridos. Caminaron dignos y firmes hasta el Centro Histórico de Lagos de Moreno donde en la Parroquia de la Asunción (iglesia principal) celebraron una misa por la memoria de sus familiares pero también por la esperanza de encontrar a todos los desaparecidos que aún hay en este municipio alteño.

11713303_10206351266072852_743388502_o 11733605_10206351265912848_71772941_o

“No hay perdón sin justicia”, fueron las palabras del sacerdote que ofició la misa, la cual desde un inicio se dedicó a las víctimas de la violencia y a los desaparecidos. En el sermón, incluso, se precisó que se ha llegado a esta situación porque en el país impera una tremenda impunidad que altera la concepción del estado de derecho, lo que sumado a la crisis de valores propicia situaciones y hechos tan lamentables como los del 7 de julio del 2013.

Y esto lo saben muy bien cada una de las familias de José Gerardo, Marco Antonio, Cristian Fabián, Ángel de Jesús, Eduardo Isaías, Daniel Armando y Rodrigo, quienes no cesarán en su lucha por alcanzar la justicia plena y total para cada uno de ellos pero también para el resto de las víctimas de ese 7 de julio del 2013, ya que en el lugar donde fueron localizados sus familiares también se encontraron los perfiles genéticos de ocho personas más, entre ellos una mujer, los cuales aún no han sido identificados.

Las desapariciones no terminan en Lagos de Moreno

Ellas se animaron a romper el silencio y el miedo que existe en Lagos de Moreno cuando se habla o se sabe de una desaparición; por ello, se hicieron presentes en la procesión y en la misa porque reconocen que solas no podrán avanzar. Ahora esto también lo saben los familiares de Isabel Veloz (12 años), quien desapareció el 21 de mayo del 2014.

Acompañando la procesión también se encontraban tres madres a quienes también les desaparecieron a sus hijos en Lagos de Moreno. Ellas son Martha que busca a Luis Fernando Ramos Mendoza (26 años), quien desapareció a bordo de su camioneta, el 20 de junio del 2013; Hortencia que no sabe nada de Miguel Ángel Cárdenas Ornelas (17 años) desde que éste salió de su domicilio el 15 de abril del 2015; y Catalina, quien vio como unos hombres se llevaban a su hija Ana Elvira Castillo Mireles (23 años), el pasado 28 de abril de este año.

“Si nosotros no hacemos ruido y nos juntamos no nos van a resolver nada, pues en la desaparición de mi hija tenemos más de un año sin recibir alguna información de parte de la Fiscalía… es más de ahí nos hablan para que nosotros les digamos qué sabemos de Isabel”, expresó su padre Martín Veloz, quien acudió a la misa con su familia con la esperanza de que esto sirva para que el gobierno recuerde que no han encontrado a los otros desaparecidos que existen en Lagos de Moreno.

De acuerdo al registro de desapariciones de la Fiscalía General de Jalisco, en la Región Altos Norte existen 43 denuncias por desaparición de personas, de éstas 16 corresponden a Lagos de Moreno; sin embargo, en lo que va del presente año se han registrado en este municipio siete desapariciones, la mayoría de ellas entre los meses de abril y junio.

Desaparecidos en Lagos de Moreno en 2015

La procesión y misa por la paz y la memoria de las víctimas de Lagos de Moreno, no sólo fue un escenario para dignificar la memoria y dignidad de quienes murieron el 7 de junio del 2013 sino también un espacio idóneo para que otras familias tomen el camino de quienes hoy han restituido el derecho de las víctimas de la violencia a través de las disculpas públicas que ofreció el alcalde de Lagos de Moreno, el pasado 1 de julio.

Hoy quienes tienen un familiar de un desaparecido en este municipio pueden reflejarse en las familias de José Gerardo, Marco Antonio, Cristian Fabián, Ángel de Jesús, Eduardo Isaías, Daniel Armando y Rodrigo, pues sólo caminando juntos en exigencia de justicia es como habrá de imponerse la verdad que hay detrás de cada desaparición.
11665575_581798225293277_5363281346639392377_n

Acá un trabajo de la periodista Dalia Souza para Radio UdeG Lagos de Moreno sobre este segundo aniversario luctuoso.